Somos 18.000

>> sábado, 30 de enero de 2010

José Ramón Bauzá centra su estrategia en la foto con algunos grandes pequeños jefes locales como si no se hubiese dado cuenta de que las cosas han cambiado. El oficialismo, muy dado a fotos multitudinarias con ocupantes de cargos varios, plantea un congreso a la antigua, donde el apoyo de los presidentes de junta era fundamental y necesario para ganar un congreso. Pero el próximo 6 de marzo el militante votará lo que le plazca sin tener siquiera que cruzarse con su jefe local, habiendo perdido este ya el poder que le otorgaba el trueque de avales por poltrona. José Ramón Bauzá se reune con un puñado de presidentes locales de la Part Forana (con la ausencia de barones del peso de Font o Pastor) en lo que se supone un tipo extraño de demostración de fuerza que suponen tendrá algún efecto en el afiliado. Es malgastar energías. Ya pueden estos abrazar a quien les colocó, ya pueden los presidentes insulares que calientan banquillo apostar por Bauzá como Bauzá apostó por ellos, pero aquí lo que cuenta de verdad es el voto de esos18.000 afiliados absolutamente libres de toda atadura y sin tener que cargar nunca más con los compromisos y ambiciones políticas del pequeño gran jefe local.








1 comentarios:

Anónimo,  4 de febrero de 2010, 14:52  

Carlos cuando hablas de pequeño gran jefe local me viene a la mente tu imagen.

Tu credibilidad no son tus palabras sinó tus hechos. Y en los últimos 2 años dejan mucho que desear.

Publicar un comentario

Este blog no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus lectores en los comentarios

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP