El Rescate

>> domingo, 3 de enero de 2010

El 15 y 16 de enero Mariano Rajoy ha convocado a todos sus diputados en Palma con la supuesta intención de apuntalar, o rescatar, a José Ramón Bauzá con la excusa de una interparlamentaria. Término apropiado y esclarecedor, el de rescate, empleado por el diario El Mundo y confirmado por la propia dirección del Partido Popular en las islas de forma tácita con la no convocatoria de un Congreso Regional extraordinario. Mucha cara hay que tener para sentarse cada día ante los medios de comunicación y seguir sin poner fecha a ese cónclave democrático que nos está siendo negado de una forma inaceptable y que está suponiendo la lenta abrasión de El Digitado. Pero si los errores cometidos por el propio Bauzá, unidos a los errores que ha heredado pero que ha asumido sin mayores complicaciones suponen la agonía política de quien podría haber sido un buen presidente, no son menores los errores que por omisión puede llegar a cometer la ejecutiva nacional del partido. Y es que mientras esperamos la llegada del equipo de rescate a unas islas marcadas con muchas cicatrices y una gran herida abierta con el sello de la corrupción, no podemos evitar recordar que la última vez que el ojo de Génova 13 se posó sobre el archipiélago fue para 'decapitar' al por aquel entonces presidente Cañellas sobre el que pesaba la sombra de la corrupción, por cierto, aclamado hoy en todo acto de partido por unos líderes cada cual más breve que se traspasan junto a la corona las hipotecas de los años ochenta. Ejemplar intervención que marcó el perfil del liderazgo de Aznar.

Pero si además de combatir la corrupción el equipo de rescate lo es también de búsqueda, deberá salir de la sede y de los hoteles donde se coronan en las islas los unos a los otros y pisar la calle. Es vox populi que a Mariano Rajoy, como no podría ser de otra forma ahora que acaricia La Moncloa, le preocupa la situación de PP balear. Y mucho. Así, el Presidente Nacional buscaría consejo y opinión fuera de un aparato en el que el aire está más que viciado y en el que unos pocos han jugado desde hace décadas a poner y quitar reyes movidos por inclinaciones personales contando con una militancia hipnotizada que ni pintaba ni quería pintar.

Pero es también vox populi que Rajoy se ha sabido rodear de un equipo de profesionales con un olfato político de hombre renacentista que no pierde el pulso a la sociedad. Salto cualitativo en las comunicaciones vía internet, nuevas herramientas online, política pop, nuevos conceptos de meeting y foros abiertos a la sociedad... En Génova saben que la sociedad de 2010 no es la de hace veinte años. Los militantes, como ciudadanos activos políticamente, exigimos información y nuevas formas de participación y acción política. Ya no aceptamos ser meros espectadores pagafantas. Y si el equipo de búsqueda y rescate toma el pulso también a la sociedad balear descubrirán la paradoja de un PP que no es PP y una sociedad mayoritariamente fiel a los principios que el Partido Popular defiende en toda España menos en estas curiosas islas. Descubrirán sin embargo que sí que hay un político que se ha atrevido a contarnos que sí, que hemos cometido errores y que hay que enmendar, que esto no es PP, que lo del punto cat no va con nosotros, que somos responsables de la persecución del castellano que aquí se vive y de la pérdida de libertades y que la democracia en las islas, más en estos tiempos en los que nuestros políticos pasan más tiempo en los Tribunales que en los despachos, debe ser urgentemente regenerada.

Si después de pisar la arena y conocer la realidad de las islas el equipo de búsqueda y rescate sigue pensando que lo mejor es rescatar a Bauzá, no pasa nada. Nuestro silencio en las urnas, como hicimos en 2007,dirá el resto. Al fin y al cabo, la última palabra la tenemos siempre nosotros.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este blog no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus lectores en los comentarios

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP